“Mientras oscurecía la tierra en el cielo se trazaban fugaces destellos de belleza.”, R.C.

BOREALIS

Borealis

Editorial Fondo de Cultura Económica
México, 2016.

“En Borealis hay pistas, dioses tutelares, motivos y asuntos poéticos que pueden llamarse Pound (vorticismo, imagismo, no los Cantos) o René Char, ese drill que orada los basamentos de un pensar poético que nos seduce desde la belleza conseguida. Ahí está trazada la línea, la imagen que ha de volverse Logos sobre la página. Pero Borealis también recita una estentórea, una rogativa que viene de una garganta tocada por el duelo, por la enfermedad, por una oscuridad, que exige ser pronunciada, rezada. Las asociaciones parecen cobrar sentido, dictar un argumento, descarrilar un automatismo que se condimenta con diversas especias de sabores muy picantes u olores muy penetrantes. Quizá porque hoy nadie vuele a contracorriente –afirma el yo poético-  sólo haya "f u g a c e s   d e s t e l l o s   d e   b e l l e z a”,
José Javier Villarreal.

 

 

Poemas: Rocío Cerón.
Paisaje sonoro: Ana Pizarro y Rocío Cerón
La intensidad del vacío, la saturación: lo fragmentario. Bordes y contrapartes. Poesía de voltaje donde se escuchan las voces de un mundo de pliegues y fisuras que hablan sobre la soledad, el dolor, la supervivencia y la suspensión
de la belleza.



Reseñas

Revista digital Literal Magazine
19 de enero, 2017
Esquimales, trineos y perros ausentes. Sólo huellas sobre la nieve
Por
José Javier Villarreal
Leer nota completa

“En Borealis hay pistas, dioses tutelares, motivos y asuntos poéticos que pueden llamarse Pound (vorticismo, imagismo, no los Cantos) o René Char, ese drill que orada los basamentos de un pensar poético que nos seduce desde la belleza conseguida. Ahí está trazada la línea, la imagen que ha de volverse Logos sobre la página. Pero Borealis también recita una estentórea, una rogativa que viene de una garganta tocada por el duelo, por la enfermedad, por una oscuridad, que exige ser pronunciada, rezada. Las asociaciones parecen cobrar sentido, dictar un argumento, descarrilar un automatismo que se condimenta con diversas especias de sabores muy picantes u olores muy penetrantes. Quizá porque hoy nadie vuele a contracorriente –afirma el yo poético-  sólo haya fugaces destellos de belleza.”

Revista de la Universidad
Abril, 2017. Núm 158
Rocío Cerón, la inventiva de la distancia
Por Enrique Retana
Leer nota completa

“Cerón recupera la sonoridad poética del cosmos y del lenguaje, la escucha y la replica desde su escritura. Pero también por medio de su voz amplificándola con ayuda de la tecnología, de la música y del video —su obra tiene un carácter performático, arte simbiótico en busca de una experiencia sensorial—. Con ella ha colaborado la percusionista e improvisadora española Chefa Alonso, quien ha puesto en operación la música de címbalos. Entre ambas dan vida al cuerpo-máquina, al ruido glaciar presente en Borealis. La amplificación ofrece una resonancia de la escritura del mundo del terror (miedo, herida, fisura, fatalidad, ruinas) y de una indiferencia de lo natural (lava, fuego, nieve, niebla, géiser, fugacidad del instante), audible con un lenguaje rítmico (…)”

Revista digital The Mexican Times
Borealis: La poesía que describe el presente
Por Marcos Aguilar Daniel
Leer nota completa

“Cada lector puede tener su propia interpretación. A mi parecer este poemario multiplataforma y no-lineal recrea desde la poesía el tejido social que no hemos criticado y que nos ha llevado a la violencia. Una violencia tan común en todas partes -que viene de la política, de la economía y de la amoralidad social- que nos hemos hecho indolentes e incluso hemos llegado a negar su presencia. Lo que hace Cerón es romper paradigmas. Presenta un escenario que es igual en el macrocosmos como en el microcosmos.”

Suplemento Confabulario de El Universal
Julio, 2016
Poetas al azar
Por Christopher Domínguez
Leer nota completa

“Curiosamente, indiferente al artefacto, de todos los poemarios leídos para esta ocasión, el de Cerón (Borealis) fue el que más subrayé con palabras, líneas, expresiones o versos que me gustaron sin necesidad de compartir el supuesto credo de la poeta, como “guarda para sí el teatro del mundo”, “martillando se llega a Roma” o “satélites de Saturno en huella dactilar”. Acaso ello se deba a que como la artista del performance que ella también es escribe leyéndose en voz alta y el truco a veces funciona, incluso para mí, un lector agustiniano. En fin, deniziniamente, lo que de Cerón más me gusta es lo que tiene de antigua, de lectora de Jules Verne.”

Revista Siempre!
27 de mayo, 2017
Borealis, poesía de Rocío Cerón
Por Carlos Santibañez Andonegui 
Leer nota completa

“Carmen, raíz del encanto, se torna escalofrío, escalofrío en la nuca, terraza nórdica, cosas que sólo revelaría el radar, con el llamado descubrimiento del siglo, los radares guiaron a cámaras ocultas en la tumba del Faraón Tutankamón. La poeta abreva en el cartucho egipcio o shenu a partir de un anillo que ella vio en Museo Británico, símbolo formado por una cuerda ovalada con los extremos anudados, para delimitar el principio y el final de una palabra, abarcando habitualmente el nombre del Faraón, evitando así que se juntara con otras. Shen, en el antiguo Egipto, significaba rodear, representaba la protección eterna. Venía siendo un anillo, bucle estilizado de una cuerda anudada. Acá Rocío lo rescata como anillo turquesa y oro para prevenir la traición propia, con la leyenda: “prevén que el corazón testifique contra su dueño”. La dirección hacia donde mira la figura en el shenu es el inicio de forma, el aliento, la dama Blanca.”

Revista Crítica
Universidad Autónoma de Puebla
23 de enero, 2017
Borealis, de Rocío Cerón
Por Daniel Bencomo
Leer nota completa

“(…) la última sección, completa el rito de expiación y reconocimiento del canto. La voz adquiere conciencia de sí en tanto exploración de la luz desde el vuelo o la ausencia; pero también en tanto reflejo fugaz sobre la página —y sobre toda la página, pues en Borealis se exhibe un abanico de posibilidades extensivas del verso: ya en aliento breve, ya en versículo o en prosa; ya con altas prosodia y cadencia, ya con puntuación y aliento entrecortados o imágenes aparatosas.”

Revista digital Planisferio
5 de septiembre, 2016
Apuntes sobre Borealis, de Rocío Cerón
Leer nota completa

Borealis es esa ciudad que establece vivir los días como un único clímax; desaferrarse, encontrar nuevas clases de fuga. Sí: Las ciudades tienen por debajo el vacío, ése es su apoyo. Deben enseñarnos y luego dejarnos partir. Sucede así también con las personas que queremos. Eso es lo que tiene la poesía de Cerón, nos permite huir y no pertenecerle a ninguna realidad. La escuela de Cerón es definitivamente el lenguaje. En Borealis descubrimos que lo que sucede en el mundo no se consigue aprehender sólo con palabras. Abandonamos metro, rima, imagen como vía de producción de piezas sueltas, y reemplazamos estos recursos como un método. La verdad del mundo es impalpable. Los descubrimientos en ese sentido son inefables e incomunicables. E impensables. Cerón destruye la idea de que no elegimos la lengua con la que entramos a narrar el mundo. ¿Dónde están, pues, los límites del lenguaje?”

Grado Cero Prensa
8 de junio, 2016
Borealis, de Rocío Cerón
Leer nota completa

“Tal vez lo más difícil en Borealis es poder vivir como si fuera un sólo día, jamás obsesionarse con algo y aprender a dejar todo ir, dejar ir los objetos, las personas que amamos, hasta el tiempo dejarlo ir. Tiene una poesía peculiar Rocío Cerón, en ocasiones se aleja de la rima, tal vez pensando que la belleza de la poesía no reside en la rima sino en el conjunto de palabras con las cuales damos fe del mundo. Borealis representa un viaje que nos invita a buscar nuestro lugar en el mundo, saber quiénes somos, encontrarnos, no traicionarnos, saber convivir con nosotros, lo cual es difícil cuando tienes que hacer conviviendo con la constante estática que rodea nuestro entorno, que no cesa y que nos acompaña todo el tiempo.”

Reforma / Cultura
18 de diciembre, 2016
Los libros del año
Ver lista completa en Hello DF

“Poesía: Poesía reunida (1979-2014) de Antonio Deltoro; Las maneras del agua de Minerva Margarita Villarreal; Odioso Caballo de Francisco Hernández; Borealis de Rocío Cerón; Muda de Ernesto Hernández Busto; Orden aleatorio de Luis Vicente de Aguinaga; Barcos para armar de Jesús Ramón Ibarra; Ciervos de Fernando Trejo; Tránsfuga de Jocelyn Pantoja; Perros habitados por el desierto. Poesía infrarrealista (edición de Rubén Medina); Luz del colibrí de Alberto Ruy Sánchez; Deche Bitoope. El dorso del cangrejo de Natalia Toledo; Los que regresan de Javier Peñalosa M.; Sobras reunidas de Balam Rodrigo; Ser azar de Julia Santibáñez; Guía de forasteros de Jorge Ortega.”

Entrevistas

Entrevista: Sin Embargo Mx
Rocío Cerón y la poesía de la aurora boreal
Por Mónica Maristain
Leer nota completa

Entrevista: La Jornada
Borealis, de Rocío Cerón
Por Merry MacMasters
Leer nota completa

Entrevista: Canal de Extremadura (España)
Borealis, de Rocío Cerón
Leer nota completa

Podcast del programa sobre Borealis.
A Pie de página con Fernando Fernández
IMER
Escuchar

Entrevista: Noticias 22
Borealis, de Rocío Cerón
Por Irma Gallo