Apuntes para sobrevivir al aire de Rocío Cerón
letras.s5.com / proyecto Patrimonio

  Por León Plascencia Ñol

Hay escritores que necesitan dejar constancia de sus hallazgos sobre sus congéneres. Hallazgos breves, puntillosos, irónicos, mordaces. Desde Lichtenberg, Jean Paul o George Perros, las anotaciones rápidas en los cuadernos se vuelven reflexiones filosóficas. En realidad escriben no sólo para entender a los hombres, sino también para entenderse ellos. Son más las preguntas que formulan que las respuestas que pueden obtener. Pero la aventura está en formularlas.

Casi van apareciendo en secreto estos textos. Un cuaderno, una servilleta, alguna página de algún libro. Llegan con la rapidez del planteamiento formulado, con una palabra que conduce a otra y a otra y al final surge, de pronto, un escolio, para llamarlos como quería ese aforista espléndido que fue el colombiano Nicolás Gómez Dávila. Rapidez de pensamiento, agilidad escritural. Apuntes, máximas, frases, juicios, observaciones que conforman un laboratorio del lenguaje.

A medio camino entre el poema y la reflexión, los Apuntes para sobrevivir al aire de Roció Cerón se antojan disparos a la realidad. Bajo el influjo del destello parece existir este libro. Destello bajo la palabra. Anotaciones que son flechas de una lucidez herida por la inteligencia.

Veinticinco textos regidos por la tensión poética y el aforismo. Veinticinco teorías de una coherencia intelectual. "Estas notas no aspiran a enseñar nada a nadie, sino a mantener mi vida en cierto estado de tensión", podría también circunscribir Cerón, igual que Gómez Dávila.

Si en sus libros de poemas aspiraba a un lenguaje absoluto y barroco, en estos pequeños textos la poeta desnuda de significación hasta el límite la palabra misma. "Vacío: conjunto de silencios en elaboración de una palabra. Toda potencia verbal ansía volver a su origen: el silencio primigenio antes de ser nombrada". Volver al origen. Hacia la Antepalabra tan cara a cierta poesía de vertiente mística. Pero no estamos ante reflexiones que aborden el espíritu religioso sino ante la tozudez, por llamarla de alguna manera, de una voz férrea que se ha aventurado a decir. Aunque a veces se destile un rasgo de acidez y amargura emparentado con Cioran.

Cerón postula una coherencia, una ética, una inconformidad. De esos trazos se hace la literatura pero también el hombre. Es consecuente con la poética planteada a lo largo de estas breves páginas. Es consecuente con una manera de mirar el mundo. Me quedo con su visón. Nos hará más felices su escritura. Y eso ya es

www.letras.s5.com: Página chilena al servicio de la cultura
dirigida por Luis Martinez S.
e-mail: letras.s5.com@gmail.com

Ver nota en el sitio Letra.s5