Poesía balcánica: Tiento, de Rocío Cerón
Salón de Letras

 Por José Pérez Espino

Rocío CerónLa poesía de Rocío Cerón no es de búsqueda. Es de creación. Como en Imperio (Monte Carmelo, 2008), en Tiento concibe una cosmogonía familiar que parte de la ausencia del padre a partir de una noción bélica y de una fatalidad inevitable. Un clan femenino en el que los sentidos transmutan de madre a hija. Como sus cuerpos migran a través del océano para arraigarse en la tierra nueva.

Tres mujeres, una experiencia. Un canto épico a la emigración. El ritmo de los poemas posee una musicalidad que potencia su melancolía. Por la nostalgia de la patria que no fue, el sonido de las palabras duele. Una elegía generacional cuya voz triste inicia en un lugar de los Balcanes y termina en Norteamérica. También es una revelación: la poesía mexicana tiene porvenir. El volumen incluye fotografías de Valentina Siniego y partituras de Enrico Chapela generadas a partir del libro (la música puede escucharse online).

(Rocío Cerón. Tiento. Universidad Autónoma de Nuevo León, Monterrey, 2010, 78 p.)

Leer nota en el sitio Salón de Letras