La Observante

Poemas en prosa que desbrozan el paisaje, el tiempo, los acontecimientos, los recuerdos, las personas y las percepciones de un espacio geográfico específico. Un espacio de residencia determinado al cual ir y volver durante momentos distintos en el transcurso de nueve meses. Paisajes o retratos escriturales no sólo del espacio sino del tiempo, de los claroscuros, de las texturas y velocidades de lo mirado. El espacio como práctica de contemplación de objetos precisos que van de lo físico (lo geográfico) a lo recordado: las voces de otros, la memoria, la decodificación de la realidad desde lo subjetivo. La relación entre cuerpo y espacio: Memoria entre acciones e imágenes, que se expande gradualmente y vuelve a crearse en otras lecturas, en otro punto espacio/tiempo como formas de ver en lo mismo, desde el mismo punto nuevas formas del suceso. 

Materialidades Subversivas. Rocío Cerón-Abraham Chavelas-Rubén Gil

La relación entre el ojo y lo que mira. La transposición de lo visto al lenguaje. Una relación íntima e inestable. Interpretaciones poéticas desde el espectro, la irradiación de lo que queda suspendido entre el observante y el objeto. Miradas sobre lo ya visto, aprehendido en el poema, en imagen deconstruida de la realidad y vuelta a construir en sucesivas ondas por nuevas subjetividades. Desde la escritura poética de Rocío Cerón, a las sonoridades de Abraham Chavelas y los objetos visuales de Rubén Gil: artefactos imagoverbosonoros, construcciones de lo visitado y visto dematerializado y vuelto a materializar en su versión subversiva.